24.11.06

contra los elementos

hay muchas (demasiadas) veces en las que un concierto se convierte en una carrera de obstáculos. que si el sonido, si el público, si el día, si la hora, si la competencia... y ahí es cuando sus protagonistas demuestran de verdad quiénes son y por qué merecen la pena.

sevilla debe ser la peor ciudad de cerca de millón de habitantes del mundo occidental para un concierto de música pop. no me pararé a explicar las dificultades estructurales, pero de las coyunturales diré que el concierto fue un jueves lluvioso en una sala especializada en pachanga para treintañeras, encima concidiendo con la actuación de la incomprensiblemente grandiosa gloria "indie" local (léase maga).

la noche la comenzó amy linton armada únicamente con su guitarra. extremadamente tímida, encantadora y pequeñita, parecía estar más bien pasándolo mal, por su desnudez y por un público más interesado en tomarse unas cañas. probablemente porque sólo uno de cada quince allí presentes sabían quién es esta mujer y por qué deberían escucharla de rodillas.

la cosa mejoró a todas luces cuando amy llamó al escenario a los componentes de ladybug transistor para interpretar los grandes éxitos de aislers set con más brío y felicidad. tres canciones que fueron lo mejor de la velada y el momento inolvidable de escuchar un hitazo como mission bells que sonaba de maravilla en directo.

luego llegó el turno a las mariquitas, que hicieron un concierto como era de esperar: perfecto, impecable, lleno de melodías preciosas, bonitos arreglos, elegancia y savoir faire. abrieron con la chulísima here comes the rain y la repitieron al final, recreando las dos versiones de su nuevo epé, aunque evidentemente sin jens lekman acompañándoles. se echó de menos también a sasha bell y el contrapunto de voz femenina, aunque gary olson es suficientemente solvente como para comerse el show solo, él y su trompeta. y quizá de lo que pecó el concierto fue de eso, de solvencia, pues sin tener ni una mancha lo perfecto acaba resultando monótono. menos mal que terminaron los bises con una emotiva versión de life on mars en la que gary demostró que después de cantante pop puede pasarse a crooner sin despeinarse.

he escuchado muchas críticas a la calidad del sonido, pero debe ser que a mí esas cosas me importan más bien poco porque casi ni me di cuenta. a mí me encantó. y a manolo también.

ladybug transistor - like a summer rain (youtube)
aislers set - mission bells (live in edinburgh) (youtube también)

2 comentarios:

  1. Que buena pinta de concierto, me hubiera encantado estar...
    Yo estuve ayer viendo a BMX Bandits y fue de llorar...

    ResponderEliminar
  2. sr_formica19:54

    Dios! lo que hubiera dado yo por ir a ese concierto! Ladybug y la LInton, con lo dificil de ver que es esta mujer!

    ResponderEliminar